top of page

La economia mundial ante las drásticas medidas por el covid-19

Por: Jorge Roberto Acosta Gil - Director El Extranews




wall-street_coronavirus
Ante una economía resentida por el COVID-19 las economías del mundo toman medidas para contrarrestar sus efectos


Para los ciudadanos del mundo, cada noticia sobre las medidas tomadas por los gobiernos para hacer frente al COVID-19 los ha cogido por sorpresa, especialmente por las medidas sanitarias, los cuales han frenado las actividades diarias de los habitantes del mundo en sus respectivas ciudades y naciones, el cierre de fábricas, la restricción de movimientos de personas y bienes, la disminución de exportaciones, así como la caída de la demanda de muchos productos. La organización para la cooperación y el desarrollo económico (OCDE) prevé que la economía del mundo va a ver reducido el crecimiento en un 0.5% en el 2020, el cual estaba prospectado en un crecimiento del 2.9% este año y en China, casi un 1% situándolo por debajo del 5% para este año. Las restricciones al movimiento de las personas, las cuarentenas tiene un peso impactante en cuanto al PIB las exportaciones, turismo, el mismo alza del dólar en cuanto a Colombia y Sur América. El sector de servicios, viajes, hoteles, restaurantes, va a tener impactantes efectos en la economía. Los efectos colaterales reflejados en el sector industrial por el cierre de fábricas, la baja en exportaciones o importaciones también reflejan graves problemas económicos, el sector de la electrónica, el automovilismo, también se encuentran en la lista de impacto económico. Los efectos económicos son importantes tenerlos en cuenta, pero se debe apoyar el sistema de salud . el cual por ningún motivo se puede descuidar, ni mentir en la proyección de las infectados, estas deben ser reales, las campañas de información, deben ajustarse a comunicados serios, reales, motivadores y realistas. La economía de los países deben ajustar sus presupuestos a mejorar las condiciones de los trabajadores de la salud, de los organismos que trabajan en catástrofes, de los hospitales, centros de salud y en general todo el sector de salud. Las personas infectadas deben tener un tratamiento especial, tanto a nivel de salud y de recursos económicos se debe asegurar que las personas infectadas tengan un seguro de desempleo y garantía para cubrir gastos sanitarios todas estas medidas deben tenerse en cuenta y el Estado responder por ello, de eso poco se habla pero necesariamente se debe exigir a los gobiernos pólizas especiales para estos fines. La conferencia de las Naciones Unidas sobre comercio y desarrollo (UNCTAD) divulgo un estudio a mediados de marzo donde mencionan que el COVID-19 ha provocado una contracción del 2% en la producción manufacturera, en la fabricación de instrumentos de precisión, maquinaria, automóviles y equipos para la comunicación. Las pérdidas estimadas por el COVID-19 superan los 90.000 millones de dólares en la economía mundial. Las economías de la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Corea de Sur y Vietnam están entre los que han sufrido un mayor impacto. El estudio de las Naciones Unidas “explica que en la globalización económica de hoy, cualquier alteración en China se extenderá fuera de sus fronteras, incluso si el brote de COVID-19 se contuviera en China” el papel del país chino como proveedor de múltiples suministros para empresas del mundo, afecta irremediablemente las cadenas de valor regional en Europa, América y Asia del este. Pamela Coke-Hamilton, jefe de la división de materias primas y comercio internacional de la UNCTAD advierte sobre lo que puede venir. “si la prolongación del virus no se mitiga en el corto plazo, el impacto general en la economía global será sustancialmente en términos de un retroceso muy negativo”. La súbita declaración de la actividad económica china coloca la producción al nivel más bajo desde 2004, con consecuencias mundiales que han llevado a los bancos centrales de varios países industrializados a bajar sus tasas de interés para afrontar el embate, estimular la economía y contrarrestan el pánico en los mercados financieros, que continúen registrando una caída continua. El impacto económico generado con la pandemia del COVID-19 requiere de un trabajo conjunto por parte del FMI fondo monetario internacional y (BM) Banco mundial para fortalecer el trabajo en las instituciones internacionales y las autoridades nacionales de cada país, pone a disposición de los gobiernos, el financiamiento de emergencia y asistencia técnica, el fortalecimiento de los sistemas de monitoreo y respuesta de salud de los países “vital para contener la propagación y los brotes futuros, concluyeron el FMI y el Banco Mundial.” De estas crisis muchos son los que se benefician, y como dice el refrán: en rio revuelto ganancia de pescadores.

0 comentarios

Comentarios


bottom of page