top of page

En Venus, misteriosos rastros de gas suponen la posibilidad de vida extraterrestre


vida-en-venus
Planeta Venus - Imágen cortesia PIXABAY




Por: Luis Otálora

Redactor Ciencia y Tecnología El Extranews



La detección de gas fosfina en las nubes de Venus ha sorprendido a los científicos, que ahora se enfrentan a una gran pregunta: ¿podría ser un signo de vida extraterrestre?


Una nueva investigación publicada el lunes en la revista Nature Astronomy detalló el reciente descubrimiento del gas, así como sus posibles orígenes. Y aunque los científicos detrás de la investigación aún no están sacando conclusiones definitivas, la vida extraterrestre es una de las pocas explicaciones que tiene sentido.


"Si esta señal es correcta, hay un proceso en Venus que no podemos explicar que produce fosfina, y una de las hipótesis es que es vida en las nubes de Venus", dijo Janusz Petkowski, astrobiólogo del Instituto Tecnológico de Massachusetts que trabajó en la investigación. "Es inverosímil, hasta que no lo es".


Aún así, el descubrimiento fue una sorpresa.


"Me sorprendió mucho", dijo Clara Sousa-Silva, astrofísica molecular del MIT que ha dedicado gran parte de su carrera al estudio de la fosfina como posible "firma biológica" en mundos lejanos. "Puse todo este trabajo en buscar fosfina en cualquier otro lugar, pero aquí estaba en nuestro vecino más cercano".


Los investigadores han explorado todos los procesos químicos conocidos que podrían explicar el gas fosfina en Venus, incluso causas exóticas como volcanes, rayos y meteoritos, pero no han encontrado nada que lo explique.


Aquí en la Tierra, la fosfina proviene de microorganismos que descomponen plantas y animales en descomposición sin oxígeno. Por lo general, se encuentra con el gas difosfano relacionado, que huele a pescado podrido.


Eso hace que la fosfina sea potencialmente lo que los científicos llaman una firma biológica: una señal química que puede ser detectada por telescopios espectroscópicos que podría indicar que un planeta alberga al menos formas simples de vida.


El descubrimiento también destaca una de las principales formas en que los astrobiólogos esperan encontrar vida extraterrestre, no encontrando naves espaciales o pequeños hombres verdes, sino detectando sus firmas químicas en las atmósferas de planetas distantes.


Lo que han descubierto, sin embargo, es que el gas debe producirse continuamente para compensar su rápida descomposición en la atmósfera de Venus, y que solo se encuentra en las nubes cerca del ecuador, lo que podría esperarse si tiene una causa biológica.


La búsqueda de vida extraterrestre en nuestro sistema solar se ha centrado en Marte, un pequeño y frío planeta rocoso mucho más lejos del Sol que la Tierra.


Venus, de un tamaño similar a la Tierra, orbita más cerca del Sol, pero es un lugar calcinado e inhóspito, con temperaturas superficiales lo suficientemente altas como para derretir el plomo y una atmósfera espesa irrespirable para los humanos llena de nubes de ácido sulfúrico.


El gas fosfina fue detectado por primera vez en Venus en 2017 por Jane Greaves, astrobióloga y profesora de astronomía en la Universidad de Cardiff en Gales y autora principal del nuevo estudio.


Vio su huella digital en el espectro de luz recopilada de las nubes venusinas por el telescopio James Clerk Maxwell en Hawai, y luego la confirmó en 2019 con el radiotelescopio ALMA en el desierto de Atacama de Chile.


Greaves explicó que estaba buscando fosfina en Venus principalmente como una prueba teórica, y el descubrimiento fue una "gran sorpresa".


"Pensé que obtendríamos un resultado nulo, de interés para algunos otros astrobiólogos, y no habríamos perdido mucho tiempo con el telescopio", dijo.



0 comentarios

Comments


bottom of page